lunes, 17 de agosto de 2020

Un zazen que no conduce a nada - Kōshō Uchiyama

Hoy presentamos un breve texto, hasta ahora inédito en castellano, de Kōshō Uchiyama rōshi, una de las figuras más representativas dentro del Budismo Zen durante el siglo pasado. El texto actual es la traducción al castellano de una versión en italiano de una versión en inglés de un texto en japonés 😏, en la cual, a pesar de todos esos saltos entre lenguas, esperamos y creemos que se conserva el espíritu intacto de aquello que Uchiyama quería trasmitir. La traducción italiana es de Christian, un nuevo colaborador de la redacción de la Stella del Mattino. 

Previo al texto de Uchiyama, ofrecemos la introducción al italiano del texto, escrita por Mauricio Y. Marassi, y la introducción realizada para la traducción al inglés, realizada por Arthur Braverman



En esta breve recopilación de las palabras de Uchiyama, más allá de la simplicidad característica de su manera de expresarse, aparece un clara indicación que apunta a una importante diferencia: aquella que hay entre el samadhi del vació (su búsqueda o deseo) y la práctica de zazen. Como se reitera en algunos textos la peculiaridad de la práctica de zazen está en no elegir, en no desear un estado mental u otro. Tras muchos años de práctica es posible obtener el vació y permanecer allí; muchos piensan que este sería el objetivo de zazen, pero no es así. Zazen es budismo, por tanto es la liberación del sufrimiento; y este sufrimiento está, desde hace siglos, identificado con las construcciones mentales, que están repletas de este. Zazen, la liberación, consiste en abandonar constantemente la escena a medida que vemos la escena. En otras palabras, zazen consiste únicamente en dejar que se desvanezcan los pensamientos a medida que se presentan, no en la conquista del vacío.


Mauricio Y. Marassi



El enfoque único de Uchiyama al trasmitir el Zen es algo verdaderamente raro en un país impregnado de formalidades, como es Japón. Su enseñanza es una soplo de aire fresco, tanto para los monjes como para los laicos. El texto que sigue es mi traducción de dos capítulos sobre la meditación extraídos de Consejos del Zen, una colección de respuestas de Uchiyama rōshi a preguntas de los estudiantes, transcrito y revisado por uno de sus principales discípulos, el rev. Shusoku Kashiya. El libro ha sido escrito para un público japonés y, excepto por estos dos capítulos, no ha sido traducido todavía en inglés. Al afrontar el texto he seguido el consejo de Uchiyama a propósito de su manera de traducir los textos de Dōgen. Así pues, más que traducir literalmente, he traducido de acuerdo a mi comprensión de sus palabras y al significado detrás de ellas. He intentado hacer uso de mis años de escucha de las enseñanzas del Rōshi y de las muchas preguntas que le he realizado cuando, en los años 70, practiqué en Antaiji.


Arthur Braverman


Para acceder al texto pulsar sobre el siguiente enlace:

 

Un zazen que no conduce a nada

________________________________________

 
Traducción al español: Roberto Poveda Anadón
Original: La Stella del Mattino
Fotografía: Kōdō Sawaki y Kōshō Uchiyama


7 comentarios :

  1. Gracias Roberto, un texto muy aclarador.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por distribuir este texto. A ver si los días que aún quedan de vacaciones son propicios para poder leerlo.

    ResponderEliminar
  3. Excelente texto. Magnifica guía para la práctica. Gracias por la traducción y distribución.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a todos por comentar, es un gran estímulo para mí saber que el humilde, pero imprescindible, trabajo de traducción no cae en saco roto.

    Este texto forma parte de un conjunto de textos, ya aparecidos la gran mayoría anteriormente, revisados y retraducidos para la ocasión, reagrupados en un libro, "La pratica dello zazen", recién publicado por la Stella del Mattino.

    La intención de ese texto, como escriben sus editores, es proveer a quien se acerca por primera vez y a quien, en cambio, está ya en este camino, de un rastro, lo más seguro posible, sobre qué hacer para sentarse sin errores de método y para dirigir la propia vida en sintonía con ese sentarse".

    Dentro de poco abordaré la tarea de traducción de ese libro; pero antes de eso, mientras se desarrolla el lento y oscuro trabajo del traductor, espero poder ofreceros aquí algunas novedades interesante e inéditas hasta ahora (por lo menos en las versiones que serán ofrecidas), entre estas estarán: una traducción, comentada por G. Jiso Forzani del Bussho de Dogen, y La realidad de la vida, de Uchiyama, en versión también de la Stella del Mattino.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por traducir, y, por compartir.
    Parece sencillo y resulta tan complejo...
    Insistiremos una y otra vez, y otra, y otra...

    ResponderEliminar

Si deseas dejar un comentario, has de tener una cuenta en Wordpress, Google, OpenId, Blogger o cualquier otro sitio de autentificación de usuarios.
Gracias por tu visita y por tu comentario.